Cuenta Pública: Un balance positivo con grandes transformaciones

A días de haber presenciado la Cuenta Pública, llegó la hora del análisis y mi balance personal es bastante positivo. Dejar constancia del trabajo hecho con menos de 90 días de gestión no es nada fácil y el Gobierno aprobó con mérito, presentando una proyección correcta de cuál es su visión de país y cuál será la forma para alcanzarlo.

Me voy a detener en tres componentes que lo reflejan bastante bien. Primero, después de mucho tiempo, el país vuelve a tener un objetivo central, que es el desarrollo integral, entendido como un concepto mucho más allá del simple desarrollo económico. Este cuenta con un fuerte componente social y marca una notoria diferencia con el gobierno anterior que nunca tuvo una definición tan clara como ésta. Anteriormente se habló de refundar todo, desconociendo el trabajo de gestiones anteriores y derrumbando proyectos a largo plazo. Existía la lógica de la retroexcavadora que tanto daño le hizo al desarrollo de Chile, que lo detuvo en el tiempo durante cuatro años. Hoy el país vuelve a crecer, a generar empleo e inversión.

En segundo lugar, se encuentra el método para alcanzar este objetivo, que es la búsqueda de los acuerdos. Sin duda también marca un fuerte contraste con el gobierno anterior, y hoy deja huella con cinco grandes acuerdos que a la fecha están funcionando. Uno de ellos, el de Infancia ya presentó sus propuestas y permite una colaboración de todos los sectores para dar solución a las grandes demandas de la ciudadanía.

Por último, que va a haber una sintonía muy directa entre la gestión del Gobierno y las prioridades de las personas que, por cierto, están absolutamente claras: Empleo, seguridad, mejoramiento de la salud, calidad de la educación y enfoque de la clase media.

También existen otros anuncios que son tremendamente importantes, como la sala cuna universal, que les aseguro será tan emblemático como el post natal de los seis meses del gobierno anterior, o el anuncio de nuevas líneas de metro. Yo represento a Santiago y tengo muy claro la extraordinaria importancia que tiene. Una transformación que no sólo impacta al transporte público, sino que integra a toda la ciudad, con mejor conectividad y reducción de tiempo. También la creación del sistema Tercer Milenio que mejorará el sistema de transportes también en regiones, donde falta tanto…

Si miramos más allá de la decena de proyectos que, a la fecha se han ingresado en el Congreso, podemos definir un norte claro para Chile y un Gobierno dispuesto a reaccionar ante las demandas de la ciudadanía. ¡Un gobierno comprometido y con mucha energía!

 

Recent Posts

Leave a Comment